Si fuera impulsiva
probablemente te
diría  que te quiero.
Si tuviera valentía te tomaría y
te besaría y haría
que nunca más
te desprendieras de mí.
Y una noche oscura
en algún bar a la
luz de las velas me verías
sola, sentada
y me mirarías
por largo rato ahogando
tus penas en un poco de
alcohol y cuando cobraras
la sufuciente valentía,
Diría: – Hey tú, me tienes
totalmente transtornada,
ya ni siquiera puedo dormir,
cuando estoy cerca
lo único que puedo hacer
es huir de ti, y sólo observar
como un expectadora más ,
que tu vida es un cuento-
Y probablemente cuando te dijera todo eso
Saldría contigo, te besaría
miraríamos juntos el amannecer
viendo como sobre nosotros,
elegimos estrellas fugaces
y poco a poco nos volvemos azules.
Anuncios