Después de todo eso,
y siguiendo todo un patrón
de actitudes recurrentes
nunca más te volvería a  mirar.
Y ni siquiera te diría "hola"….
Y lo que nunca fué
quedó en el olvido, en el pasado,
recordando cosas que de verdad
nunca podrían haber sido.
¡Que tiempo mal invertido,
gustar y degustar!
¡Todo para nada!
 
 
 
 
Anuncios