Cuando empiezas a crear un escrito,
las primeras palabras son las más importantes.
Son el eje principal donde más tarde se van a ir añadiendo los pequeños detalles,
lo circunstancial, lo imaginado, los elementos adicionales,
los fragmentos inventados.
Los primeros trazos son el alma de un pensamiento.
He dibujado muchos, no tantos como quisiera.
Una línea lleva a la otra y va tomando forma,
así surgen en la  mente y lo plasmo en el papel.
 
Ojalá en la vida todo fuera así de sencillo.
 
 No hay nada más aterrador que una hoja en blanco.
Anuncios