Estamos  ciegos  y también un poco sordos,
no vemos  las  cosas  como son realmente.
 
Nuestro planeta  lo dice hace tiempo, solo nosotros  no vemos ni escuchamos 
sus señales. Ciegos y sordos hacemos como si  nuestro
planenta  tuviera otro de recambio – un neumático de repuesto en caso de avería – .
 
Debemos cambiar nuestra forma de actuar,
algo asi como actual localmente pensar globalmente, pero desde nosotros mismos.
Cambiar nuestro corazón, cambiar nuestra propia celula social, nuestra familia,
a nuestros amigos y compañeros  de universidad.
La tierra no es sólo un lindo lugar para vacacionar.
 
Yo aporto reciclando mi basura, o parte de ella, los tetrapack, los envases de vidrios,
los diarios se les dan aquellos héroes urbanos mal mirados  llamados Cartoneros.
Las pilas se reciclan en contenedores especiales (la Fae tiene uno rojo chiquito).
La ropa se dona a la iglesia, desconecto los cargadores y aparatos eléctricos que no
uso, claro! no puedo ocupar todas las fuciones y cada vez que los prendo debo
volver a programarlos pero que más da!
Prefiero comprar en las nuevas  bolsas ecológicas y el pan en bolsas  de papel.
Quizás  en lo que no aporto mucho sea en seguir consumiedo alimentos 
en envoltorios plásticos y no desconectarme casi nunca del computador.
Bueno el hombre es testarudo, díficil de moldear y cambiar
en aquellos viejos hábitos que tanto nos dañan.
Esa es mi tarea, mi Reponsabilidad Social Privada
Anuncios