Todo gira sólo  en torno a dos direcciones.
Si nos basamos en esto podemos decir  que las cosas sí son ReVeRsIbLeS.
Ceteris Paribus.
Los contadores  del reloj siempre van hacia  adelante…
sumando y sumando horas,
que cargamos a cuestas sobre nuestras  espaldas.
El control del tiempo siempre ha sido un "must"
que todos han querido  dominar.
 
Nadie  tiene  el secreto…
Y como dice un viejo profesor  de economía:
"Lo que  es  de Nadie es de Todos"…
Así que bajo este supuesto también podemos  decir
– con  un par de desvarios y derivaciones más- 
que tenemos el control de si 
"la arena del reloj cae hacia arriba o hacia abajo".
¿Arena Geotrópica o Fototrópica?
Anuncios