Una amiga me contaba sus infidencias,

de cómo la web había  de cierta forma  cambiado su vida.
Conoció un tipo vía web,
y se enamoraron…
Se conocieron y se amaron…
Después de tamaña colisión nada había sido lo mismo para ellos.
Sus vidas, sus lugares, hasta sus espacios eran diferentes, lejanos talvez.
Todo estaba bien salvo algunas pequeñas grandes cosas que no tenían solución.
Ella estaba  toda deslentada porque su príncipe era de otro país.
Gran problema porque lógicamente no se verían nunca.
Él borro cierta parte de sí mismo del espacio, anulo cosas que ella  amaba…
desde ahí algunas cosas tomaron colorores  en modo Off the Record no muy sanos.
Tal vez la piel era lo único que los salvaría. 
Anuncios