Es dificil cuando uno intuye situaciones y formas de ser
y no nos queremos dar cuenta.
La realidad nunca queda escondida bajo la alfombra por el resto de nuestras vidas.
Cuando dejamos buenas personas o joyas en proceso de pulido,
tipologías que se despojan de todos sus pudores y no con falta de esfuerzo,
para mostrarse tal cual son,
para que después de- mucho o poco tiempo- nos muestren su verdad,
saquen sus corazas y antifaces,
para que podamos verlos con la nitidez de un arroyo.
Cuando sucede eso, y alguien o algo se interpone,
algo que básicamente podríamos llamar, digamos un distractivo vital,
una  zancadilla del destino,
y distraes tu mirada del ser que no debiste "despreciar",
por alguien que vestía y pintaba para santo pero era nada más un "falso profeta".
Generalmente cuando la luz se enciende en nuestro cerebro y hace conexión
también con el corazón, o tal vez sea al revés, y la secuencia sea desilución…
opresión emocional…llevarmos nuestra mano al corazón y cual conexión interna
automáticamente el switch se conecta y
se nos prende la lucecita cerebral…donde llegamos a procesos de entendimiento…
que sólo nosotros no podíamos ver.
Cuando llegamos a este punto es vox populi: "el tiempo no pasa en vano",
que es muy tarde para remediar y rebobinar todo lo que hemos venido
observando cual espectadores de un corto independiente.
 
Hay amistades que no merecen el sacrificio de privarnos de nuestra felicidad.
Hay conocidos que merecen que simplemente demos un paso a un lado y nos mantengamos fuera.
No basar nuestra felicidad mas fundamental en el otro.
Personalmente mi trabajo es darme cuenta cuanto estoy optando:
Lo Bueno X Lo Malo.
 
Anuncios