Y el tiempo pasó, pasó y  pasó
y al viejo templo el tiempo destruyó.
Si no fuera por el impajaritable  paso del secundario no sería tan bello.
Dicen que el tiempo no destruye lo inmanente.
El tiempo mejora ciertas cosas como un buen vino,
es mejor si lo guardas un par de años,
un plato de porotos es mejor si es del día anterior,
(no vengan cuicos y piojos resucitados a decir:
ay! jamás  había oido eso)
 
Finalmente el tiempo parece mejorar lo material y deteriorar lo más abstracto.
………………….Paradójicamente …………………….
Me encantaría que fuera a la Inversa.
 
Anuncios