Mientras más  alto vuelas, más fuerte será la caída.
La diferencia  fundamental para mi es,
para no darme un guatazo que me deje sin respiración.
Dado que soy un plomazo: ¿cómo hago para convertirme en una pluma?
Todo lo que sube…baja.
No soy  yo, fue Newton, él no era economista, ya lo sé,
pero de sus sabias palabras
debieron haber aprendido los mercadólogos del Wall Street.
Si Newton fuera mi asesor personal, el podría  a cada momento determinar
de que material me compongo y que materia me transformo según la situación,
en una piedra, en un plomo, una sopita de mercurio, en una pluma,
en una romántica hoja que viaja a la deriva surcando los cielos.
Así podría predecir el preciso instante de mi caída “personal” y
rápidamente activarme  a estados mas lights…
y el guatazo…el guatazo pasaría  a la historia.
No caería jamás…no tendría peso.

 

Anuncios