Hay  días que son imposibles  de soportar, donde tus lagrimas brotan y nacen.

Y lo único  que puedes  hacer  es seguir bebiendo litros de agua

pura y desmoralizada, digo desmineralizada.

Dicen que  el agua  de la Región Metropolitana es un agua dura.

Lo único que sé es que he bebido estos últimos meses bastantes tragos  amargos.

Sólo espero que si los tragos amargos que les di de beber a los demás son,

en número al menos iguales, me queden pocos por saborear.

 

Anuncios