Dicen que la creación y producción literaria,

(No estamos  juzgando la calidad de ella)

Es fruto de que la inspiración llegue  a ti como por arte  de magia,

Una iluminación.

Un proceso mayéutica o hermenéutico, donde de pronto ¡chaz!: aparece una verdad que te hace  sentido y cualquier  medio para  dejar testimonio sirve, un viejo boleto, una papel confort, un elite, servilletas de un bar, cuadernos, los rincones del margen de los diarios.

Creo que en ocasiones  es así.

Pero ya sea un hobby o sea una tarea  con dedicación exclusiva,

Si te sientas frente  al ordenador,

(Que en mi caso a veces  solo sirve para desordenar mis ideas y mi vida),

Con alguna mínima noción, el resto fluirá, como un método de trabajo en  el que se debe  ser conciente que si no te fuerzas un poquito jamás  obtendrás nada.

La inspiración es fruto de la disciplina.

Te disciplinas, te haces rutinas de pensamiento y lectura, de pronto todo se potencia y aparece la idea preciada. El cuento que (bueno o malo) es tuyo.

Anuncios