Siempre dije que no sería  parte de esa amalgama de personas que idoltran los ’80.
Mi visión ha cambiado conforme pasan los meses y años en los ’00.
Quién no necesita unas cuantas  de estas.
Para amar, olvidar, retener recuerdos, llegar a tiempo a tus compromisos,
terminar trabajos a última hora, por último para tirarse a hacer nada,
medias horas, u horas y horas de juntarse con nuestros  amigos.
Si tuvieramos algunos puñados llegar al momento previo a cuando ocurrió lo que nunca debio pasar.
Anuncios