Alguna vez alguien pensó que el agua y el aceite eran polos opuestos.
Pues sí, muchos lo hicimos alguna vez.
Pero lo que no separa el hombre, lo une la tecnología.
O el poder del dinero.
Karukinka.
Ecología y empresa.
La nueva RSE que va en busca como un sabueso tras las trufas de CUANIL
(apuesto a q no adivinan que es)
La Tierra es nuestra, o sea, de todos. (O sea de Nadie)
El que quiera enterarse que se entere y el que no, que sea un alma sin poder.