Hacer cumbre.
Que ganas de sentir ese acercamiento extremo con la naturaleza
sin nada mas que el arnés, los bastones, mis pies y el cerro.
AH!!! y mi carpa querida…..
El Plomo, El morado, Pintor, La Leonera o Provincia Nocturno.
Una "lucha" codo a codo con la naturaleza,
que tal como el ajedrez nos enseña lecciones de vida
y nos moldea el carácter.
No creen que es genial hacer cumbre y mirar el cielo, sin contaminación
lumínica alguna, lejos del bullico de la ciudad, ese aire helado y fresco que
sólo Los Andes te dan, el impagable precio de ver volar a un Cóndor.
Salir de un día de trekking fortalecida,
la montaña representando los muchos obstáculos cotidianos.
 
Respira Profundo, inspira, toma fuerzas…….Nada te detendrá………ten fé.
(Cerro La Gloria. Mendoza. Argentina)