Sí, y que tiene de malo, despues de años de ser tan pragmática y 
a pesar de ser alguien muy espiritual, no di crédito sino a cosas que
rayaran en lo concreto, aunque fuera lo etéreo de los sentimientos,
para no creer en leyes metafísicas y cosas por el estilo.
 
Hace algunas semanas una mujer misteriosa se apareció a la hora de
salida de mi trabajo, ya sé, es gracioso, pero no puedo describir bien su aura,
ella era, luminosa. Ofreció encaminarnos en su auto a mí y a mi compañera.
Rápidamente me negué, con mucha desconfianza, pensando que podía ser
una loca suelta o una asesina en serie, una psicópata, o qué sé yo. 
 
En el trayecto hacia mi destino, ella se ocupó y se preocupó de decirme,
la frase que recuerdo y no ha dejado mi cabeza: Nada Es Casualidad.
Todo sucede por algo, la vida es circular. Si tiendes hacia algún tipo de relación,
es porque hay alguna falencia en tí y debes trabajarla. 
Pero recuerda Francisca Nada es Casualidad. Dios! parecía una pesadilla 
todo daba  vueltas y la frase como espiral en mi cabeza
 
Quise encontrarle un sentido, no lo hallé. Lo hallé pero en nada concreto.
Mi intranquilidad, resonaba  como una  música  ambiental, en segundo plano.
Como creo que es verdad  que las cosas pasan por algo y que la casuistica,
va en franca retirada de mis creencias, esta mañana hojeando un libro encontré esto:
 
Cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, desprendete, sacude y suelta.
Anuncios