Nunca  había llegado hasta  el final,
sabía que los hombres eran algo estúpidos,
que muchas veces gracias a sus palabras rebuscadas y poéticas,
calcadas y memorizadas de algún viejo y polvoriento libro logran
hacernos ver cosas que nO SoN. 
Esta instalación no tiene nada de lírico,
y no me saca en nada  de mi tránsito!!!
por lo tanto no cumple su función estética…
 
Sí!!! Ando malas  Pulgas…Y Q!!!!