Así de simple  se fue,
Como  que me  di cuenta de  a poco que se estaba  llendo.
No  hice nada para detener su retirada.
Hoy desperté en la mañana y me di cuenta que tal vez  nunca  volvería.
Ahora mis manos sólo sirven para este teclado y mi cabeza sólo
es una proyección de mis  hombros fototrópicos.
Sras y sres……La inspiración se ha ido.