Cuando sabemos lo que buscamos….o lo que esperamos
de alguna forma lascosas se tornan más fáciles,
aprentemente puede que sea así, pero también
podría volverse en un amargo trago que se desliza por tu garganta día tras día.
No llega, no se avizora…sin luces ni destellos.
Cuando sabemos que nos haría felices, que simples cosas nos otorgarían la dicha
y la plenitud esperada, se vuelve triste saber que  el 90% de quienes conocemos
no entran en nuestro target.
La noche esta torcida, quizás si camino un poco más, a la vuelta de la esquina.
En la bóveda, avanzando a pasos estelares,
en el cruce entre Andrómeda y Corona Boreal te encuentre…
Y me encuentres…quizás ya te haya  visto, quizás me parezcas conocido,
quizás tus ademanes y gesticulaciones sean adorablemente  familiares…
Posiblemente sea porque fue así como muchas veces lo imaginé…
Por el momento, dejo de soñar despierta,
no nesariamente  lo que vivo ahora es la realidad.
Anuncios