Pocas cosas tienen la fuerza devastadora de dejar el camino limpio y sin escollos, como un campo en período de  aporca,
como cuando viertes agua caliente a la tierra y esta se  vuelve yerma,
como un incendio azolando una granja.
 
La traición de amigos que más bien terminaron siendo unos perfectos desconocidos. La partida de gente cercana pero lejana a la vez, un cambio de casa, el término de un período educacional, el fin de un período de prueba de vida. Muchos menos, que finalmente terminaron sumandio más. Personas que siempre, diariamente  tuvimos a nuestro lado – virtual o prescencialmente – pero a los que nunca  pudimos llegar realmente.
 
Después de un año,
a veces siento la alarma de esa camioneta detrás de mis hombros,
y sus pasos fantasmagóricos acercarse hacia mi habitación.
Quizás sólo sea Pavlov.
A algunas personas nos cuesta asumir la libertad,
a algunas  personas  nos cuesta romper cadenas.
 
En este tiempo pocos se han mantenido cerca,
sólo mis amigos más cercanos, que son los justos,
Y obviamente mi familia. Cuando el barco se hunde pocos quedan a  bordo.
Sólo basta que diga la mentada y mágica frase:
sáca lo malo de mi camino, y zas! un repentino viaje surge, 
la gota que rebalsa el vaso  viene con mayor volumen y queda la crema,
y a veces también se atraviesa el sol.
 
Estoy cicatrizando, por suerte no soy hemofílica,
sólo basta que me regalen rosamosqueta para que no quede vestigio,
más que en mi memoria, de todo que este último año trajo para mí.
 
Extraño a algunas personas, y a otras les dije adiós con la dicha de jamás volverlos a ver (mentira), de todas  formas me cuestan las despedidas, y el sabor indefinible como el que el apio que deja en la boca, como cuando no alcanzas si quiera a decir hasta luego.
Que regresen los que lo deseen y sea para bien, 
y se marchen de una buena vez los que no encajan.
 
Despues de un  año de la hecatombe devastadora, las cenizas han enriquecido la tierra y esperamos que esta fértil tierra albergue las flores más bellas y las especies más armónicas, quizás no todo sea tan bello, pero ciertamente tendrá su rol, su papel y su lugar, sobretodo su función para la sobrevivencia y sustentabilidad de mi persona y los que me rodeen.
 
Tal como en un campo biodinámico o no???
veremos  quién será el cerdito que  aporte el fertilizante…………………..
 
Anuncios