Podemos  hacer lo que queramos,
hacer dinero, hacer el bien, hacer el “loco”,  hacer el amor.
Pero hay una  sola  cosa que nunca podremos hacer, el tiempo.
Por eso nunca se lo hagas perder a los demás,
y agradece cuando alguien te advierte para que  tú no lo pierdas.
Jamás lo podrás encontrar, jamás lo podrás recuperar.
No sé como nació, ni quién fue el primero que dijo una de las frases
más mentirosas de la historia y que todos hemos repetido
como un romántico cliché: Voy a recuperar el tiempo perdido.

Anuncios