Los Bosques Elficos del Sur de mi País.
Que más paz, incluso más que escuchar un Cd de Worldbeat o New Age,
no es necesario la imaginería o la visualización,
sólo hace falta que abras los ojos, pues ya no evocas, sólo observas.
Malalcahuello, no es tan diferente a Vancouver o Tierra del Fuego.
Volcán Lonquimay ó el terror que experimenté alguna vez en una equivocada
tormenta que creí que era una nueva erupción del Hudson.
Conguillío, Villarrica, Pasos fronterizos al estilo Huahum, Puerto Fuy, Panguipulli,
Lago Pirihueico, Termas del Amarillo, Villa Santa Lucía, Rio Simpson, Balmaceda.
B-Green, See-Green, Breathe-Green, no es apología  a ninguna hierba alucinógena.
Frutillar, Puerto Octay, Llanquihue y Puerto Varas, Coñaripe, Curarrehue.
Más y más volcanes, Osorno y Cabulco, como perfectamente puestos por
el tramoyista superior. Uno al lado del otro, para una mega reacción en cadena.
Chungungos y ballenas, son los perfectos anfitriones de alguna rutas
o puntos turísticos, adordan con sus sonidos el sonido del viento y el agua.
Cochamó, Los Muermos, Caguach, Tantauco, Quintupeu, Cahuelmó, un cariño al Futa,
Futaleufú. Navarino, Puerto Toro. Ser un CapHorniers.
Guaitecas, Coyhaique, Lago General Carrera, Estrecho de Magallanes, Punta Arenas,
Tierra del Fuego. Caleta Tortel, dónde aquel alemán loco gritaba  buscando a su
"hijo mayordomo",  "CÁGLOS" (no podía pronunciar la r), en un pueblo que
ya no existe, donde las almas transhumante vagan en Chacabuco.
Pisar la Antártica, el primer y último sueño.B-White. No como Sensation.
 
 
Anuncios