Papel máquina escribete sólo 
puros pasajes de encanto, 
sin tintes de rojo sangriento intenso. 
Recíclate y nútrete del pasado con 
puntos suspensivos de futuro; 
tíñete de tonners ó plumas, 
con las más lindas tipografías, 
rococó o minimalista; 
forma y fondo aquí sí importan. 
Que cada página sea un artefacto en sí. 
Una instalación portátil de bolsillo, 
que te haga viajar, imaginar.... moldear. 
Rostros sin cara, días sin fecha... 
sólo sé que que me fui sin saber de qué estás hecha. 
No creas que soy feliz. 
Lo peor es el papel en blanco.