100_1681

Quizás por eso tantas fotografías guardadas.
Gigabites de alegrías, momentos de aventura recargadas de emociones.
Redescubrir en la pantalla momentos gráficos llenos de grato Caribe,                                                trópicos ó bosques del sur del mundo,
litorales atlánticos o playas pacíficas, desiertos y oasis poblados de “hazañas turísticas”.
Conocer. Sentirse un un poco ciudadano global, salir del mutismo y el autismo de la urbe
y decir “buen día”, bon día, “a la orden”,”te lo recomiendo”, Obrigado a un desconocido que
sentimos cercano por estar en lugares comunes.
Quizás por eso el italiano dijo “konica Minolta” parece una “yaponessa”,
y disparan los flashes iluminados de alegría.

Sabores inusuales, rincones singulares.
Antídotos contra los fríos períodos de tristeza invernal.
Zambullirse en pixeles vistos en WideScreen.
Escenas vívidas, viajes con ecos infinitos.
Todo el iris  recorrido en un arco de Des – Haceres.
Conjugando tiempos en primera persona.
Crepúsculos coloreados y océanos llenos de turquesa.
Campos de golf recorrido sobre asfalto palmeril.

Umbrales.
La Clave para ser felices y disfrutar más.
Uno bajo para la alegría y uno muy alto para los dolores.
Así, reiremos y seremos: felices  con  poco y sufriremos cuando ya sea mucho.


Cerrar los ojos,

recordar momentos felices y emociones intensas.

Asociar el éxito pasado al acto presente.

100_1868 101_2230

DSC_0063 DSC00341