Algunos días eres como un ancla en mi corazón

 

La llaman tabú de humo
Tengo tu nombre tatuado
Alto como un globo de helio
Desde medianoche hasta el mediodía
Soy un hijo del desierto
Y las montanas me dan náuseas
Me gusta mirar arriba hacia un cielo infinito y salvaje
Centelleante de diamantes
Es cierto, me deprimo en lujosas habitaciones de hotel
Desnuda, sin nada de qué alardear salvo mi soledad
Pensando en la canción nocturna de tu pelo
Prematura como la caída de la tarde me llama
Interrumpido por las sirenas en la calle
Cielo de cristal, cielo de cristal
Cielo de cristal, cielo de cristal
Algunos días eres como un ancla en mi corazón
Dicen que el agua estancada sabe dulce
Al menos más que la leche cortada y la carne rancia para mí
Yo prefiere cuando se es libre
Como mirar a las estrellas
No se necesita ningún coche de lujo
La primera vez que
Nuestros besos echaron chispas
Sí, tengo miedo de los tiburones
Pero no de la oscuridad….