15689888943_acb35324b4_k

 

Tal vez hemos  vivido aferrados al caos por miedo al cambio,
el miedo te ciega, y un día ya no quieres saber.
No le temas a la ruinas, ellas muestran los cimientos desde donde nace algo nuevo.

Quizás por eso esa inquietud de saber,
es como si necesitara excavar en las personas
hasta llegar a alguna verdad fundamental, suena muy grandilocuente, losé,
pero en mi escala es lo real, es lo que brilla y es mi propio tesoro.
Pensamientos y sensaciones, quizás sentimientos indescriptibles, únicos,
escritos y garabateados en todos lados y en todo tipo de papeles.

La verdadera caja de pandora esta en todos esos
papeles que has escrito repartidos por ahí.
Palabras sueltas, yuxtaposiciones…
Por eso a veces me siento Deneir,
mi escenario es un reino olvidado con personajes que no existen.
Epifanía de algunas cosas pocas pero inmensamete satisfactorias.
A veces siento que me imagino todo, a veces uno no sabe qué es real.
Desde mi conversación contigo y sentir que te conozco de siempre.
Ofrecerte mis manos para que cuando tengas que pelear tengas 4 puños.
Despertar soñando con alguien que no conozco pero a la vez sí,
¿que tan cerca uno puede estar del alguien?
¿qué tan verdadera es una idea o la idea de alguien?

Esconder el “conocimiento” de otros nunca es bueno, de lo que sea.
Una canción, una pintura,  un libro, incluso… hasta tus sentimientos.
Hoy alguien me dijo que a mi se me leía todo lo que me sucedia,
Fran, me dijo: hay gente que lleva un manto sobre sí para que no la lean,
como esa pintura que les ponen a los aviones antiradares para no ser captados,
en cambio tú, eres como esa performance de La Casa de Vidrio,
haces todo pensando que tienes privacidad y que nadie te observa sin embargo,
se sabe cada movimiento, pues no te proteges de nada ni nadie.

¿Y de qué tendría que uno protegerse?
¿De no decir lo que se piensa? No reprimir las nuevas ideas.
Silenciosa y bulliciosa, con suaves deslices…
Ideas, flashes, pensamientos fugaces, construcciones mentales o escenciales y más ideas,

No importa lo irreales o demenciales que parezcan,
deja que otros las oigan. Eso sí nunca jamás entregues un mensaje falso.

Extender un saber como si fuera una pizza en elaboración o el universo en expansión,
depende de cómo lo queramos dimensionar.
Alguien me dijo escribe el conocimiento que consideres de alto valor(algo muy subjetivo)        al menos una vez al año y regálalo,
conozco gente que lo hace a diario con un multiplicativo superior.
Quizás por eso uno se siente plena, con una corriente interna de Alto Voltaje,
contenta  de tener por lo menos epifanías de personas importantes para la vida de uno.
Quizás a lo llegaste no te gusta, pero ahora lo comprendes y lo aceptas mejor,

no resistes, sólo cambias con ello.