Grapes of Wrath, The - Hudson 'Super Six'C

Hace unos  días alguien me dijo, alguien que cree que yo me preocupo y sólo me interesan dimensiones de la vida que a su parecer, no son importantes.

“¿Y el arte? ¿A quién le importa?! Esa cuestión no te sirve para nada. Es como ir  a votar.  Total en la tele igual dan programas buenos.”

Empaticé  sólo por que recordé el poder narcotizante y alienador de la televisión; pero  al mismo tiempo un hielo profundo me recorrió todo el espinazo, luego un calor  peor que el de un horno incineratorio, sentí que iba  a bombardear con palabras, tenía  tanto que replicar y refutar. Sólo se me ocurrió decirle para  no pasar la aplanadora y quedar de victimaria, que viera The Grapes of Wrath, Las uvas de la Ira. Esperaba que la viera y ojalá sacara algo en limpio,  quizás  fuera una pequeña semilla que germinaría tiempo después.  Aunque  tuviera un largo estado de latencia

The Grapes of Wrath, fue escrita por Steinbeck como denuncia al sentirse triste e indignado por las condiciones de las víctimas de  la tierra, pone en negrita mayúscula los valores de la justicia y la dignidad  cuando en  Estados Unidos se vivía una etapa de profunda injusticia económica y política.

Esperaba que la escena del Reverendo cuando dice “he perdido la fé”, te trizara. Que te remeciera.  Que te hiciera entender que se debe  desafiar el orden establecido no porque  te afecte  a tí,  sino porque  simplemente algo no es justo, y porque hay cosas más trascendentes que tu metro cuadrado.

La mayoría de la televisión  es un ruido que transmite órdenes y consignas, orden para la patria, y cómo lo dice una cumbia chilena te transmite soterradamante y ni tanto, eso del “Y consumir y vivir”,  y que  conste  que lo dice alguien que sigue muy de cerca la música noise.  La cajita en su mayoría pretende construir el olvido  bloque a bloque, y tras el muro de ladrillos que queden los recuerdos, ya que ellos siempre abre una posibilidad crítica y con ellos  una  posible reinvindicación.

Lo que no puedo entender  es porqué  si hay personas que “lo tienen todo”, tienen la Escala de las Necesidades de Maslow invertida, están  en el peldaño fisiológico en vez de ir en el quinto de la  autorrealización.

Hasta  que  uno  no entienda  que  la acumulación de unos  es  el despojo de otros, que hay grandes diferencias  entre repartir  y compartir, y que eso va desde el  conocimiento hasta pequeñas posesiones; hay muchas  cosas  que  no van  a cambiar sobre todo el egoísmo.

No quisiera creer  que el quinto peldaño es la autorrealización basado en  la posesión de la  mayor  cantidad posible sin importar el hombre de al lado.

Goddard dijo: “Algunas veces la lucha de clase es la lucha de una imagen contra una imagen y de un sonido contra un sonido. En un filme es la lucha de una imagen contra un sonido y de un sonido contra una imagen.”

El modo dominante de televisión siempre está del lado del poder, salvo excepciones y casos marginales, por eso prefiero el cine, aunque cualquier otra disciplina sirve para escapar a ese poder aplastante  estilo Farenheit 451. Emancipa y agudiza tu sentido crítico-constructivo.

Es por eso que prefiero ser marginal, en el sentido de estar al margen, aunque la crueldad de la masa no pase desapercibida.